Atención psicológica en Oviedo y Astorga

          ADICCIÓN: Se considera que tenemos una adicción, cuando perdemos el control sobre el consumo de una o varias sustancias adictivas como puede ser el alcohol, cannabis, tabaco, cocaína… y también lo sería la dependencia de internet, juegos de azar, compras...


          ANSIEDAD: La respuesta de ansiedad no es siempre una patología o enfermedad. A veces el estado de ansiedad es adaptativo o positivo ya que nos ayuda a reaccionar bien ante situaciones que percibimos de alarma o de emergencia, el problema surge cuando esa respuesta pasa a darse ante situaciones neutras, dificultando nuestra vida cotidiana.


            AUTOESTIMA: Se trata de una evaluación de nuestra mente y nuestra conciencia, en un sentido más profundo, de nuestra persona. La autoestima es uno de los valores fundamentales para que una persona llegue a ser madura equilibrada y sana.

        Una baja autoestima tiende a generar depresión y ansiedad, haciendo que nos sintamos carentes de eficacia y valor.


          DEPRESIÓN: Estado de tristeza, cansancio, falta de apetito, problemas de sueño, perdida de interés por actividades… que persiste durante varias semanas.

         La persona deprimida no es culpable de cómo se encuentra, pero es responsable de poner medios adecuados para salir de esa situación.


              ESTRÉS: Se podría definir el estrés como una respuesta de nuestro organismo ante situaciones de peligro o que requieran un esfuerzo extra tanto intelectual como físico, el problema surge cuando ese sobresfuerzo se mantiene durante largos periodos de tiempo.


            FOBIA: Miedo intenso, desproporcionado y persistente ante animales, objetos o situaciones concretas, pueden generar muchos problemas emocionales y sociales.


                FOBIA SOCIAL: Se trata de un miedo duradero a una o más situaciones sociales por temor a que resulten embarazosas o humillantes, cuando el sujeto se encuentra en esas situaciones, suele sufrir ansiedad.


                HABILIDADES SOCIALES: Es la capacidad para relacionarnos libremente con los demás de un modo beneficioso y socialmente aceptado. No es una característica de personalidad, sino más bien un conjunto de conductas. Nos sirven para influir en los demás.


                  IMSOMNIO: Se trata de una dificultad para conciliar el sueño una vez que nos disponemos a dormir, acompañado de despertares en el transcurso de la noche, sueño poco profundo y  reparador y de escasa calidad.